lunes, 26 de octubre de 2015

Magdalenas de vainilla y nata

 
No suelo poner dos recetas seguidas de algo dulce, pero no he podido resistirme esta semana, tenía muchas ganas de compartir estas magdalenas de vainilla y nata que hice hace algún tiempo y me supieron a gloria. Recuerdo que, hace muchos años, tuve una época en la que me dio por comer magdalenas, no sé si os pasará a vosotr@s también, que os da por comer algo y no paráis hasta la saciedad jajaja Ahora las magdalenas las como con moderación, aunque creo que son adictivas, aún no te has terminado de comer una y ya estás pensando en comerte la siguiente... 


A mí me resultan adecuadas para comerlas en cualquier momento, pero quizás para el desayuno sean ideales, además las acompañé de unas galletas de Arluy, las Megachok+Relleno choco, con licencias de Frozen de Disney y Los Vengadores de Marvel.
 
No sé si la habréis probado pero las Megachok están rellenas con muuucho chocolate, y si queréis rizar el rizo también tenemos las Galletas al Cacao Megachok de Arluy
 
Así que imaginaos, primero te comes una magdalena y luego una galleta, o viceversa, no me digáis que no es buena manera de comenzar el día jajaja También soy muy galletero y sin traen chocolate pues mucho mejor.
 
El desayuno lo complementé con unas tostadas, fruta (unas peritas de San Juan, que reconozco que no son muy otoñales, pero he comentado anteriormente las magdalenas las hice hace algún tiempo) aceite de oliva y zumo, para que fuera más completo. Y también el libro "Platero y yo" del gran autor Juan Ramón Jiménez, un libro que he leído tropecientas veces porque no me canso de disfrutar con las historias de este humilde burrillo. 


CAPÍTULO XXXV: EL OTOÑO

AUTOR: JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

Ya el sol, Platero, empieza a sentir pereza de salir de sus sábanas, y los labradores madrugan más que él. Es verdad que está desnudo y que hace fresco.

¡Cómo sopla el norte! Mira, por el suelo, las ramitas caídas; es el viento tan agudo, tan derecho, que están todas paralelas apuntadas al sur.

El arado va, como una tosca arma de guerra, a la labor alegre de la paz, Platero; y en la ancha senda húmeda, los árboles amarillos, seguros de verdecer, alumbran, a un lado y otro, vivamente, como suaves hogueras de oro claro, nuestro rápido caminar.



Arluy se funda en 1988 después de que la familia San Juan vendiera su anterior empresa galletera, la más que conocida Marbu. La nueva fábrica se instala en Logroño, en el Polígono Industrial La Portalada.

Arluy mantiene su carácter familiar, reteniendo la experiencia de 3 generaciones dedicadas a la fabricación de galletas, a la fuerte apuesta por la innovación tecnológica y a la diferenciación de sus productos.

Desde el inicio de la compañía el objetivo es desarrollar productos centrados en el segmento de Especialidades y galletas Rellenas, evitando entrar en el poco diferenciado mercado de galletas de desayuno básicas.

En el año 2009, Arluy adquiere a Grupo Siro, las dos marcas más reconocidas de la compañía; Reglero y Rio. Marcas muy valoradas y conocidas por los consumidores que vienen a complementar perfectamente la gama de productos de la compañía.

La compra de estas dos marcas viene a demostrar el compromiso que la compañía tiene en seguir creciendo, en seguir siendo uno de los fabricantes españoles referentes del mercado y en liderar los segmentos de valor añadido del mercado de galletas.

Durante 2011, Aluy llega a un acuerdo con la multinacional Grupo Natra para la adquisición de la conocida marca de chocolates Zahor. Esta adquisición hace que Arluy expanda su negocio a un mercado complementario y muy afín al negocio de galletas dado que somos líderes en la fabricación de galletas con chocolate. 

En 2012 Arluy adquiere una nueva factoría con 25.000 m2 en la que se ha realizado una inversión de 10 millones de Euros y la instalación de nuevas líneas de producción que permitan hacer frente al incremento de ventas tanto en el mercado nacional como en el exterior. Esta operación se enmarca dentro de los planes de expansión para acometer nuevos proyectos de innovación e internacionalización.


 Los ingredientes que vamos a necesitar para preparar estas deliciosas magdalenas son los siguientes:

- 250 gramos de harina de repostería
- 200 gramos de azúcar
- 75 gramos de aceite de girasol
- 125 ml de nata
- 1 sobre de levadura química
- 3 huevos medianos
- Piel de limón
- Una cucharada grande de azúcar de vainilla

 
Lo primero que hice fue encender el horno a 180 gramos para que fuera calentándose.
 
Lugo batí en un bol los huevos junto con el azúcar y el azúcar de vainilla.
 
Añadí la ralladura de un limón.
 
Terminé echando en el bol la nata, el aceite, mezclando los ingredientes.
 
Por último añadí y la harina junto con la levadura tamizada.
 
Mezclé todo hasta obtener una masa bien cremosa.
 
 
 
El siguiente paso consistió en poner las cápsulas de papel dentro de unos moldes de silicona y rellenar 2/3 partes de cada cápsula con la masa. Encima de cada magdalena puse un poquitín de azúcar.
 
Horneé unos 22 minutos aproximadamente. El resultado ver en la foto: son unas magdalenas extraordinarias y el sabor muy rico. Que no se os olvide poner el azúcar de vainilla y la ralladura de limón, pienso que le dan un toque bien bueno.
 

Y hasta aquí la entrada de hoy, mi mujer lleva meses pidiéndome que repita estas magdalenas, pero me estoy resistiendo, por eso de hacerme un poco el duro jajaja pero en realidad no se puede quejar, si no he repetido estas magdalenas es porque no he parado de hacer otro tipo de pasteles y postres,  aunque pensándolo bien que ya ha llegado el momento perfecto de volver a buscar los ingredientes e ir encendiendo el horno de nuevo...
 

 

 
Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la marca Arluy a la que agradezco su colaboración.

41 comentarios:

  1. A nosotros nos encanta desayunar magdalenas, mi chico es de lo que más pide!!! Precisamente tengo unas con nata pendientes de publicar. Estas te quedaron de lujo, dan ganas de darles un bocado! Besiños.

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado perfectas!! y vaya ricas que tienen que estar. Un abrazo y feliz semana, Clara.

    ResponderEliminar
  3. Tienen un pinta exquisita!! no me resisto a no probar de hacerlas.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Riquisimas tienen que estar Javier, a juzgar por la pinta, y ademas nos has instruido y de que manera acerca de esas galletas, pero yo me quedo con tus madalenas, me parecen sublimes, tomo nota, besotes.

    ResponderEliminar
  5. que maravilla Javier.. que copete tienen!! dan ganas de darle un muerdo

    ResponderEliminar
  6. Javier, seguro que las galletas estan muy buenas, pero yo me quedo con un par de magdalenas para el desayuno.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  7. Qué ricas, se ven perfectas y ricas , con ese copete tan bien puesto!!un beso

    ResponderEliminar
  8. Que delicia Javier, nada supera a una magdalena casera y claro que me pasa como a ti que hay épocas que no puedes dejar de preparar una receta y la comería a todas horas, ja,ja,ja.me encanta tu receta, no me extraña que tu mujer te la pida con esa pinta , que envidia dan.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Pues yo me las pediría para el desayuno. Pero de un fin de semana para disfrutarlas con paciencia y delicadeza jaja. Porque la pinta que tienen es para saborear cada bocado despacio.
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Precioso el libro de Platero y yo y divinas las magdalenas que has hecho, has de repetirlas, pero ya, no puedes dejar a Marga sin ellas o voy a tener que llevarle unas cuantas de las que hice el otro día, bueno tendría que hacerlas de nuevo también.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Este tipo de madalenas las hago muchas veces de lo bien que salen y lo ricas que están. te han quedado muy bien y con mucho copete. Bss

    ResponderEliminar
  12. Javier, gracias por avisarme del error, es calabacín... ya lo he corregido. Y ahora me llevo una magdalena que me encantan y con ese topete ummm que ricas!!!! Besos y feliz noche!!

    ResponderEliminar
  13. Un lujo de receta y de post! Enhorabuena por el trabajo!

    ResponderEliminar
  14. Javier estas magdalenas se ven deliciosas, pero mas buena tienen que estar ummmm...Yo me quedo en tu cocina me ha conquistado...
    Besossss!!!

    ResponderEliminar
  15. Que preciosas te han wuedado Javier!!!!
    Ptnts
    Dolça

    ResponderEliminar
  16. me gusta que tenga nata como ingrediente principal. Tengo un bote de nata abierto y nose que hacer con él! esta receta me encanta! apuntada! besos

    ResponderEliminar
  17. Las magdalenas deben de estar deliciosas, y repitelas a tu mujer!!!! Que deben estar irresistibles, las galletas también se ven muy buenas. Pero con el desayuno que te tomaste, debiste quedar muy satisfecho.
    Me han gustado mucho, las he guardado apra hacer.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. pues sí, a mi también me pasa eso que dices, son muy adictivas no puedo parar jaajaj. Qué buenas las tuyas, pinta extraordinaria. Tengo que volverme a leer el libro, no lo leo desde niña, ya no me acuerdo :) un abrazo

    ResponderEliminar
  19. ¡¡Hola Javier!! Yo también soy muy fan de las magdalenas. He probado muchas, y las que más me gustan son las de una alumna mía que las hace increíblemente esponjosas y llenas de sabor. Pero la susodicha no me quiere dar la receta, porque sabe que la voy a poner en el blog, y eso ya no le gusta. Así que todos los sábados (que es cuando tenemos clase), me trae dos magdalenas que me saben a gloria. De aspecto las tuyas se parecen mucho a las de ella, ¡¡mira que si están igual de buenas!! Me voy a tener que plantear hacerlas para salir de dudas.
    Yo no tengo problema en poner dos recetas dulces seguidas, más bien lo difícil es que haya dos saladas seguidas, ja, ja. Pero qué sería la vida sin dulce. Besitos.

    ResponderEliminar
  20. Se ven muy bien tus magdalenas.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  21. Cada cocinero tiene su receta, yo las hago muy parecidas. Me gustan, están con una presencia exquisita y bueno mirar para ellas y apetecer cogerlas es todo uno.
    Tenemos los mismos gustos en cuanto a galletas,,jaja..
    Que bonito nos explica J. Ramón el otoño. Feliz tarde.

    ResponderEliminar
  22. Uummmmmm relamiendome estoy seguro que estaban deliciosaaaaaaaaaas , te han quedado divnisimaaaaas no me extraña que tu mujer no deje de pedirtelas yo por que no puedo si no ya me las habria comido todas y todas .
    Bicos mil wapo.

    ResponderEliminar
  23. ¡Vaya desayuno! Yo diría que celebrabas algo, no te ha faltado detalle.
    Pese a que no soy muy golosa, me has dejado con las ganas de probar una de tus ricas magdalenas, te han quedado de concurso por la presentación tan buena que tienen, el sabor ya me lo imagino, todo lo que cocina Javier tiene que ser de super calidad y buen gusto.
    Gracias, amigo mío.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  24. Que gorditas y con esa rica costrita de azúcar...ummmm.

    ResponderEliminar
  25. Te han quedado riquísimas Javier, ahora mismo me comía una con un café con leche...bsts y feliz día :-)

    ResponderEliminar
  26. Te han quedado buenísimas, se ven de lo más apetecibles, son estupendas para el desayuno y las meriendas, muy ricas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Ya ves jijiji a mi me pasa con algunos dulces pero me ha dado azúcar algo alta y tengo que tener mas cuidado.Te quedaron deliciosas y para desayunar son deliciosas como te quedaron .Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Que pinta tan buena tienen, yo creo que a casi todos nos gustan las magdalenas, repasa los ingredientes, ha puestos dos veces harina, me imagino que la segunda sera azúcar, a mi me pasa muchas veces¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡, ya mi cabeza, con 71 que cumplo en Diciembre, me vuela a veces, pero ya tengo mi regalo, ya mis regalos de cumpleaños son con dos mese de anticipación¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  29. Qué pinta más rica!!!. Vega que yo pongo el café...jejejje.
    Feliz día

    ResponderEliminar
  30. Te han quedado de lujo, yo repetiría también sin parar
    Un beso

    ResponderEliminar
  31. hola!!! yo las quiero a todas horas, para desayunar y para merendar.. y para después de cenar, vaya que puede salir cara la broma... y con nata las hice una vez que quedan muy muy esponjosas, besos!

    ResponderEliminar
  32. Yo soy de los que moja en el café con leche..jeje..y goteando me gusta..un abrazo javi...

    ResponderEliminar
  33. Yo soy de los que moja en el café con leche..jeje..y goteando me gusta..un abrazo javi...

    ResponderEliminar
  34. me encanta la combinación de la nata con la vainilla y con lo que me gustan las magdalenas dulces o saladas.. yo toma nota porque se ven super ricas ;) un beso!!

    ResponderEliminar
  35. Soy consumidora habitual de Arluy, pero en este caso me quedo con tus magdalenas clarísimamente!! Qué ricas se ven, ideales para sumergirlas en en café y a disfrutar.. Si es que donde se ponga una magdalena casera, que se quite lo demás jeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. La nata le da a las magdalenas o bizcochos un toque especial. Yo siempre las hago con nata y quedan muy ricas, pero a la vista de esta maravilla ya he copiado la receta de p a pa. ¡¡Qué espectáculo, madre!!

    ResponderEliminar
  37. Riquísimas ambas un lujo de ver,me tomaría dos para mi café cortado,abrazos

    ResponderEliminar
  38. Riquísimas ambas un lujo de ver,me tomaría dos para mi café cortado,abrazos

    ResponderEliminar
  39. preciosas , se ven riquisimas y las fotos de cine , felicidades , besitos

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...