martes, 21 de noviembre de 2017

Paninis caseros



El otro día, cuando hacía esta receta, me acordé de mi juventud. Es curioso cómo un plato te transporta en el tiempo, esto ya lo he comentado en más de una ocasión en el blog. Hace la tira de años, sentía unas ganas increíbles por cocinar y probar cosas que no estaba acostumbrado a comer, por eso me metía algunas veces en la cocina con la idea de hacer recetas que en ese momento me parecían novedosas.

Mi tía Ramona me traía siempre unos panecillos de Simago que estaban muy ricos, pero a veces no me los comía todos, por lo que se ponían duros y algunas veces tenía que tirarlos. De ahí salió la idea de meterme en la cocina con mi hermana Inmaculada y aprovechar el pan que no nos comíamos, haciendo una especie de pizza. Una vez hecho lo devorábamos, porque nos parecía algo nuevo y por la ilusión que nos hacía haberlo cocinado nosotros mismos. Luego, mucho más tarde, me enteré que esto de usar el pan como base se llamaba panini y por supuesto estaba más que inventado, prácticamente como todo en la cocina, qué inocentes éramos y qué poco sabíamos de todo, porque recuerdo que para nosotros era casi una proeza poder aprovechar el pan de una forma tan rica y resultona. Ahora, con el paso de los años, me divierte pensar que ya en ese momento buscaba formas de aprovechar ingredientes y dar salida en la cocina con recetas de aprovechamiento. Ojo, que con esto no estoy diciendo que inventara los paninis jajaja ni nada parecido, sería demasiado pretencioso, solo intento recordar las ganas que siempre tuve de cocinar. Ahora, si cabe, incluso con más ilusión, aunque no me engaño, eso es algo difícil de medir...




Hacía mucho tiempo que no hacía los paninis, y al ver en mi caja de Disfrutabox un bote de Tomate Frito Estilo Casero Solís me vino a cabeza de esa imagen adolescente en la cocina mirando cómo demonios podía encender el horno... 


El contenido de la caja de Disfrutabox siempre me sorprende, la abro cada mes con mucha expectación, con la curiosidad de descubrir qué novedades encontraré dentro. Este pasado octubre la caja venía marcada por una idea, la de un planeta más sostenible, por eso nos presenta algunas marcas que fabrican productos sostenibles, saludables y respetuosos:


- Moroccan Rose Superfood Facial Oil Dr. Botanicals, lleno de minerales y vitaminas que trabajan juntas para rejuvenecer, renovar y proteger la piel, para proteger e hidratar la piel.


- Jabón 100% Natural de Glicerina Lida, se elabora de manera tradicional, con ingredientes de origen natural que cuidad e hidratan la piel.


- Bebida de Arroz y Quinoa Biocop, es una bebida vegetal de cultivo biológico, sin azúcares añadidos, sin gluten y bajo contenido en grasas saturadas.


- Sour Beans grageaas ácidas Yumearth, elaboradas con ingredientes naturales, cuando las pruebes no podrás dejar de comerlas.


- Chocolate Orgánico con Goldenberries (Uvillas) Pacari, tiene como mínimo un 60% de cacao, logrando un equilibrio entre el sabor del chocolate negro y la nota agridulce que aporta la fruta.


- Tomate Frito Estilo Casero Solís, con una receta de ingredientes 100% naturales, para disfrutar de tus mejores recetas y aportar sabor.


- Pajitas Comestibles Sorbos, las primeras pajitas comestibles y biodegradables del mundo, cuentan con una gran variedad de sabores que aromatizan el contenido, aunque no lo altera.


- Umaicha Houhi Cha Té Verde Tostado, una bebida 100% natural elaborada por infusión directa de hojas de té verde japonés, sin azúcar ni edulcorantes.


- Caldo de Verduras Ecológico Costa Eco, con mucho sabor y cariño, como lo harías tú, elaborado con ingredientes de cultivo ecológico y un ligero toque de especias.


- Bebidas de Frutas Ecológica Truefoods, no emplean azúcar para endulzarla, lo hacen con sirope de agave ecológico, aprovechando las oportunidades que la naturaleza brinda.


La caja es muy variada, con productos novedosos, ideal para los que nos gusta probar nuevas cosas por un buen precio, directamente en casa, con sólo suscribirte. Si te interesa recibir la caja de Disfrutabox sólo tienes que pasar por su web y seguir las instrucciones, es muy sencillo. Además obtendrás un fantástico descuento con el código OIDOCOCINA, así el precio de bienvenida será sólo 9.99 euros. Los siguientes meses tendrán el precio normal de suscripción, 15.91 €.




Los ingredientes que vamos a necesitar para preparar los paninis de hoy son los siguientes:


- Un bote de Tomate Frito Estilo Casero Solís
- Una pieza de pan (barra, baguete, pan gallego, rebanadas, bollitos, el tipo de pan que más nos guste)
- Una lata de champiñones
- Un diente de ajo
- Un chorreón de vino
- Una pizca de sal
- Una pizca de pimienta
- 150 gramos de queso rallado
- 2 lonchas grandes de pechuga de pavo
- Un poco de orégano
- Dos cucharadas grandes de aceite de oliva



Lo primero que hice fue poner dos cucharadas de aceite de oliva en una sartén y cuando cogió temperatura puse dentro los champiñones bien escurridos.

Mientras pelé el diente de ajó y lo piqué bien fino.

Di unas vueltas a los champiñones en la sartén y les eché un chorreón de vino de blanco. Dejé que se consumiera el alcohol. Entonces puse una pizca de sal, otra de pimienta y el ajo picado. Seguí salteando en la sartén hasta que se cocinaron los champiñones. En casa nos gustan muy hechos, incluso que se dore alguno un poco.

Luego cogí dos panecillos y los corté por la mitad.

Cubrí la parte de la miga con una capa de tomate frito.

Encima coloqué los champiñones y los cubrí con el queso rallado.

Entonces puse las rebanadas de pan en una bandeja de horno y las gratiné.

Mientras se gratinaban corté en trocitos pequeños las lonchas de pechuga de pavo.

Cuando se gratinó el queso saqué los paninis del horno, puse por encima la pechuga de pavo picada y un poco de orégano.

Fue cuando llegó la hora de servir. A mí me gustan templados, pero frío también me los como.



Y hasta aquí la receta de hoy, una propuesta muy sencilla, como es habitual en mi blog, pero no por ello quería que faltara en este recopilatorio de recetas. La he rescatado de la memoria, aunque recuerdo también que por esa época adolescente no le ponía champiñones, de hecho no los comía, ni pechuga de pavo, porque era más común el jamón york. Recuerdo también que a veces el queso rallado lo cambiaba por lonchas tipo tranchetes, que eran todo una sensación. En fin, eran otros tiempos...






Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Disfrutabox a la que agradezco su colaboración.

30 comentarios:

  1. Pero si todavía eres muy joven y de esos recuerdos hace dos días, jajajaja. Lo que si está claro es tu interés por la cocina y encontrar nuevas ideas. Estos recuerdos son bonitos y seguro que los paninis os han transportado a esos años y están riquísimos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. A veces yo también pongo de cena paninis, sobre todo cuando están mis hijos en casa que aunque ya son mayorcitos les siguen gustando mucho. Me llevo tu relleno que es muy completo y rico.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Mas que maravilha hui que delicia gostei mt bravo bjs

    ResponderEliminar
  4. Dice... cuando era joven!! Si eres un chaval!! Que bonito poder recrear los recuerdos de cuando eres crío, me encantan los paninis, no los hago muy a menudo, pero es cierto que es fácil y para una cena rápida están genial. Por habermelo recordado, les premiaré a mi familia con unos paninis de cena, si no hoy, mañana, para que no se me vuelvan a olvidar. Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Ay! Entiendo perfectamente de lo que hablas cuando dices que recuerdas sabores de la juventud con algunos platos! Me ha pasado hace poco al echar un puñado de canónigos encima de mi pizza 4 quesos, te lo juro que me emocione y todo porque el sabor me recordó un sándwich caliente que comía con una muy buena amiga en tiempo de la uni... En fin, tu receta me parece una pasada, me encantan los paninis, los hago a menudo en casa, son muy socorridos y lo que tu dices, es una receta de aprovechamiento ideal! Tu versión se ve deliciosa! Besitos!!

    ResponderEliminar
  6. Recuerdos recientes que eres muy jovem
    Lo de los panecillos del desaparecido Simago, tambien me ha traido a mi recuerdos.
    Estos paninis, están de rechupete.

    ResponderEliminar
  7. Que rico Javier ami hija le encanta yo se lo hago con atun y cenolla y queda muy rico tambien de lujo Abarzos

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Javier!!Yo también me hacía pizzas con pan común, porque mi madre no solía comprar pizzas, así que me las inventaba en casa, je, je. Tampoco le ponía nunca champiñones, porque no me gustaban y ahora me encanta, como cambiamos, ¿verdad? Por cierto, y una vez mi madre compró paninis de los que venden congelados, y no me gustaron nada, el jamón de york, ni me sabía a jamón de york, así que seguimos haciéndolos en casa.
    Hoy en día me comería tus paninis sin rechistar, ¡¡qué ricos todos los ingredientes que has elegido!! Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Esos paninis, con champis, sin ellos, con lonchas de queso o rallado, tienen que estar de muerte, forman parte de las delicias que siempre apetecen a los mayores y pequeños. Siempre estarán de actualidad.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  10. Jajaja, me he reído leyendo tu entrada!! me has recordado mi vida de estudiente, noche sí y no, mis compañeras de piso preparábamos para cenar los paninis. Era lo más socorrido y con lo que teníamos por el frido los hacíamos. pero claro, no tenían tantas cosas cmo el tuyo. Lo qe hubiéramos disfrutado con uno de estos. Un beso javier!!

    ResponderEliminar
  11. Da igual Javier...en tu casa hacíais recetas de aprovechamiento.....y eso es fantástico..no se si a mí se me habría ocurrido...

    ResponderEliminar
  12. Javier suscribo tus palabras una por una y aunque a mí mi tía no me traía panes me he sentido muy identificada con lo que cuentas porque algo parecido he pasado. Qué novedoso era hacer pizza con pan y qué palo cuando ves que nos has inventado nada nuevo porque también a mí me pasó.

    Estos te han quedado deliciosos ¡listos para abrir la caja de los buenos recuerdos!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  13. a ver, aunque la receta ya estuviera inventada, la hacías a tu medida y descubriendo lo que quieres hacer, en sí mismo tiene valor eso. Si luego estaban de buenos como en la foto, que venga nadie a pediros la patente. Un besote.

    ResponderEliminar
  14. Uuuummmmmmmmmmmm que antojo de tus paninis me ha entrado seguro que estan de muerte relenta no lo siguiente con todas las cosas que les has puesto yo hace mucho tiempo que no los hago y no sera por que no nno sgusten pero no se si a ti te pasa que cuando haces una cosa mucho luego te cansas y no vuelves hacerla mas hasta que alguien te la recuerda jajaja.
    Me ha encantado leer tu post que bonitos esos recuerdos de cuando eras un xiquillo.
    Una vez mas le has sacado muy buen partido a tu caja.
    Bicos mil y feliz semana wapo.

    ResponderEliminar
  15. Desdeluego que a través de la comida también se alimenta el alma y hoy a mi también me has transportado con estos paninis a una época muy feliz de mi vida .
    Leyéndote he sonreído por los gratos recuerdos con los que me he identificado.
    Quien pudiera estirar la mano para probarlo con el hambre que tengo hoy jajaja....me venía ahora de perlas .
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Olá meu querido amigo,
    Eu amo suas postagens porque a apresentação dos pratos são lindas e toda a descrição e receita nos faz imaginar o aconchego de estar na cozinha com vários amigos conversando e você executando a receita.
    Desejo a você e sua esposa um ótimo restante de semana.
    beijos
    Joelma

    ResponderEliminar
  17. Qué ricos estos paninis, me encantan. Llevas razón en que hay muchas recetas que te transportan a tu infancia, a mi me pasa cuando hago alguna receta de mi madre.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Javier por dios , que cosa mas rica , porque acabo de comer sino me tendría que ir directamente a la cocina a preparar algo parecido porque igual seria imposible y es que se te da la cocina de maravilla , ahh y eres muy joven eh ?
    besinos

    ResponderEliminar
  19. Javier estos paninis los pongo un sábado por la noche viendo una peli en el sofá y en casa somos más felices que una perdiz!!
    Se ven realmente deliciosos!!

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Como nos transportamos en el tiempo recordando algo, o a través de los sentidos, como es el caso de la comida, que nos puede remontar a tiempos pasados vividos, Pero seguro que no hará tanto tiempo de esos recuerdos, porque se te ve muy joven.
    Estos paninis con todo lo que llevan están muy ricos, son estupendos para cenas informales.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. La prueba de lo que dices es que no tienes más que poner algo que quieres hacer en google, aunque sea solo los ingredientes, y va y te sale, jajaja. Si es que hay poco que podamos inventar, niño, a no ser que nos tiremos a lo del plancton que parece que ahí hay futuro... pero igual será en otra vida, por lo menos en mi caso.
    Tus paninis son perfectos, y grandes! Ya puestos no nos vamos a cortar, ande o no ande, caballo grande, di que sí, jajaja. Y ricos, pues el doble.
    Un besote

    ResponderEliminar
  22. Me encantan los paninis caseros, la verdad es que se preparan en un momento y están mucho mejor que los comprados. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  23. ¡¡Ay..ay....requete ay....!!
    Javier, te has superado con estos paninis que parecen celestiales...¡¡MA-DRE MÍA!!
    Qué pinta más rica, por favor! Si es que es verlos y apetecerse mucho y muy fuerte! jaja.
    Me los apunto porque caen en alguna cena seguro! ;)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  24. Hola, Javier.

    ¡Qué caja más variada e interesante! Me ha encantado el jabón y lo de las pajitas me ha dejado "ojiplática". Si pillara unas sería muy feliz; así que estaré bien pendiente en el supermercado.

    Lo de los paninis es una maravilla porque le das salida a restos de comida y de pan, por ejemplo. Este tuyo tiene una pinta deliciosa.

    ¡Qué gracia vuestros experimentos juveniles en la cocina! Y tu descubrimiento: que los paninis ya estaban inventados. Bien cierto lo que comentas: todo o casi todo está inventado en la cocina.

    Un abrazo enorme y feliz fin de semana que ya está a punto de comenzar.

    ResponderEliminar
  25. Hola Javier
    Buscasteis una buena forma de aprovechar los ingredientes que se tienen en casa, hay que buscarles utilidad, no estaba ni esta la vida para ir tirando, además, los paninis están muy ricos, y así como los has preparado tienen una pinta maravillosa, vamos, para comerse por lo menos un par de ellos, buenísimos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Javier también me puse a hacer paninis para mis hijos y a experimentar con ingredientes diferentes, al final decidieron que les gustaban más los que yo les hacía que los comprados. Me has recordado que no hace mucho se los ponía para cenar, incluso venían sus amigos, invitados, a probar mis paninis, jjj.
    Me faltaban baguettes para cenar.
    ¿Qué te voy a decir? pues que me han encantado. Me llevo un par. Besitos.

    ResponderEliminar
  27. Menuda pintaza de paninis. ¿ Quién dice que comer sano, no es divertido?. Un beset Javier

    ResponderEliminar
  28. lo bueno de los paninis es que cuando preparamos uno a nuestro gusto lo reinventamos ,y nadie puede decir lo contrario,y caseros mmmmm.... deliciosos
    un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Hola otra vez Javier
    Me encantan los paninis, tanto ó más que las pizzas, y estos que nos traes hoy tienen una pinta estupenda, se comen con los ojos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...